24/2/15

Feria del Sol 2015 en breve resumen

Leonardo Rivera mostró el carnet en el empaque de sus dos faenas. Foto: Jorge Cepeda

por: Oscar Sánchez Campos (OSACAMPOS)

Desde el llano ancho y abierto a la serranía andina, recorrer la carretera como todos los años por esta época, gracias a Dios, largos trechos de paisaje agreste en la inmensa llanura donde nunca se unen el cielo y el infinito terrestre; luego serpentinear de carretera en ascenso a las cumbres de la Cordillera Andina, presente la hermosa laguna de Mucubají y el Cerro Bolívar que intenta tocar el cielo sin poderlo lograr; la nieve se deja ver pero, no tocar desde el lugar en que la divisamos, luego descenso para al fin después de ver los hermosos perros mucuchíes, que con su sola presencia imponen miedo y respeto para celar esos hogares andinos, el frailejón testigo de muchas nevadas y curas para sus celadores, en pósimas y jarabes contra la tos, múltiples aplicaciones que el hombre serrano ha descubierto a través de los años y cultivado con sus manos callosas, de trabajo y luchas por los suyos que hoy más que nunca ansían tener la libertad total para su bienestar familiar, que el Todopoderoso les concederá ante tantas injusticias vívidas y desórdenes administrativos, policiales y pare Ud., de contar, ¡Ay Dios!

Se nos presenta Mérida: La Ciudad de los Caballeros, donde todo es jolgorio, es la feria del año, LA FERIA DEL SOL 2015 en su XLVI edición, abriendo sus brazos a propios y extraños para albergar por estos días a todos los hijos de esta tierra que de diversos confines del mundo se concitan allí en la MERIDA DE LOS CABALLEROS.

A las 4 de tarde los clarines y timbales nos anuncian que llegó el espectáculo principal del ferial: las Corridas de toros; con diestros de aquí , de allá, España, de México, y los nuestros que vienen en gallarda lucha a dirimir aptitudes y esencias de arte que disputarán todos para llevarse el galardón principal EL SOL DE ORO 2015.

El viernes 13 la corrida inaugural con bureles de La Consolación y El Prado que dieron desigual juego; un Leonardo Benítez que no reparó en abreviar ante sus dos toros por tener poco material cónsono con el momento; otro cantar fue el del mexicano Arturo Saldívar que sí vino por lo suyo y se lo llevó a toda ley en faena de enjundia, gracia, dominio valiente y arte que le hizo sonar la música para el final recibir dos meritorias orejas en el desempeño de una magnífica tarea expuesta a todas luces con su buen torear, dejando así huella de su debut en este redondel y en el país.

Nuestro Venezolano César Valencia con el poco rodaje pero, con el deseo ardoroso de triunfar lo consiguió, igualmente cortarle dos orejas que paseó por el ruedo, aún con ser un toricantano, es el tercer animal que lidia en su mayor grado, nos emocionó y a mí me colmó de emoción llegándoseme a quebrar la voz en la transmisión; es que son nuestros muchachos que hemos visto crecer y ahora triunfar, no es para menos, además dice el poema: “Los hombres lloramos como las mujeres porque tenemos como ellas débil el alma”.

El sábado 14 de Febrero, Día del Amor y la Amistad, corrida mixta donde Francisco Javier Rodríguez dejó ver a sus jacas bien amaestradas y los adelantos adquiridos recibiendo ovaciones constantes.

Morante de la Puebla salió deseoso de agradar pero, no consiguió el material ansiado para dejarnos ver sus exquisiteces taurinas; solo destellos con la capa en buenas verónicas y un remate que nos hizo recordar a Curro Romero, hasta ahí. Luego en su segunda, abrevió y en su último compromiso del Lunes de Carnaval 16/02 igual copia al carbón para recibir una sonora pita; eso pasa con estas figuras que de no conseguir “el toro apto” para ellos, todo queda ahí, ahí.

Alejandro Talavante si que vino con todas las ganas y nos dejó ver su cátedra de toreo valiente, de arte y exposición; ante su primero de turno Cordereño de Rancho Grande, que toreó a placer con acompañamiento musical para cortarle una oreja; e igual a su segundo en turno: un jabonero, sucio, señalado con el Número 28 de 465 Kgs. Campanero, de El Prado, dos orejas que le harían salir por la puerta del éxito, la puerta grande.

Entre los competidores un solo ganador, el torero del patio, de la cercana y muy taurina sultana del Mocotíes: TOVAR, es el ilustre hijo de ese terruño, RAFAEL ORELLANA, SOL DE ORO 2015, que ante un diluvio, caído el día Sábado 14, sin inmutarse, se creció en cada momento para conseguir lo anhelado y de qué manera, faena inconmensurable que no quería que acabara pues estaba engolosinado con POLACO, de 465 Kgs., señalado con el número 194 de la ganadería de “Rancho Grande” que de tantas glorias ha llenado a los que han lidiado sus toros; ejemplar encastado, de bella estampa, poniendo en alto el nombre de su divisa, sirvió para que degustaramos de una gran faena del tovareño, soportamos el inclememte aguacero a cántaros pero, es que el solo saber que el nuestro estaba triunfando muy bien se lo merece, un ejemplar con un recorrido eso, ejemplar, embestida acuciosa, continua que no dejaba pararse a su lidiador y Rafael le acompañó hasta que aparecieron el flamear de pañuelos que nevaron los graderíos de la monumental merideña pidiendo el INDULTO, que Usía concedió sin remilgos y a toda ley, al bravo, noble y bello toro que se ganó el ir a padrear a su dehesa.

Alexander Guillén mostró iguales condiciones que de tener más rodaje podríamos ver a un torero interesante ya que lo demostró ante sus dos ejemplares en la corrida nocturna; y qué… de Iker Cobos, diestro hispano solo cumplió por no tener igual, mucho oficio y estar más constante en la “cara del toro”, solo ráfagas de su buen torear donde se lidiaron toros de Los Aránguez y de La Cruz del Hierro.

El día Domingo 15 en el cartel los toros de mi colombroño, JUAN CAMPOLARGO, para Francisco Javier Rodríguez que salió airoso, en rejones. Javier Conde se consiguió con una pared de mansedumbre, según él; esto ocurre a todos estos diestros que son gitanos y no siempre se tropiezan con el frasco de las florituras; esta vez así sucedió; en uno de sus ejemplares le tocaron los tres avisos reglamentarios y toro vivo al corral; para el público la decepción, para el torero la sonora pita y abucheo por su temperamento; yo creo que ya le están tocando la retirada honrosa aunque él dice que no pasa nunca desapercibido; pero eso es momentáneo, de eso no se vive en el toreo, ni en ninguna profesión mi señor gitano, no.

El mexicano Juan Pablo Sánchez que sí vino a hacerse sentir y dejar ver su valiente, artístico, arrojado y cadencioso toreo clásico; cuatro orejas fue el producto de su actuación que dejó lleno de aroma de exquisites el redondel merideño para marcharse feliz a su Méjico natal porque después vino el nuestro: Fabio Castañeda, hijo del orfebre Gerardo que sincela las figuras “para darle vida y exclamación de arte a la Fiesta“; Castañeda lo puso todo de sí en entrega total para al final conseguirse con esa perita en dulce que tuvo recorrido desde el principio a fin y ante todo hizo gala de su bondad, honor a su nombre BONDADOSO de Juan Campolargo, faena interminable apoteósica de alto calibre y notas de ensueño con el toro que todos desean les salga por la puerta de los sustos pero, ante todo hay que estar preparado, puesto para enfrentarlo y FABIO una vez más lo evidenció aunque Usía se puso pesada para tener esa bondad con el Bondadoso toro, el público presionó y justificadamente solicitó ese INDULTO.

El día 16 puso la nota en alto la ganadería de Los Ramírez en su doble rol de ganadero y empresa. Leonardo Benítez le vimos abúlico solo actuación de trámite, con desgano y poca garra; cumplió con otro fuerte que le conocemos, los garapullos o banderillas, hasta ahí llegó.

Hassan Rodríguez “El Califa de Aragua” en la quinta de Feria salió triunfador cortando dos orejas a su primero en faena con pases y trazos de altura de canela en rama; con su segundo invitó a su paisano en rehiletes y estuvo en torero; le tomó el aire a la embestida franca de monjita de la caridad, con humildad y nobleza, que se regusto en torearle con pases de todos los tipos sobre ambas manos que lo sujetó hasta exprimirle el máximo a ALBARDO, para al final el público solicitara el INDULTO que le fue concedido para agenciar dos orejas simbólicas y ser fuerte candidato para el premio superior.

El martes 17 día de cierre, corrida que no tenía visos de gran variedad pero, así resultó, con matices de todos los colores y aconteceres, abriendo cartel un torero que viene de torear las corridas duras del Valle del Terror ese donde emergen solo los valientes y los cadáveres insepultos que dan a la fiesta ese verdadero aire de trascendencia y valor connotados para emerger como verdaderos lidiadores a carta cabal y figuras de respeto dentro y fuera del toro, pues Javier Castaño se encontró con “VIUDO ALEGRE” de la dehesa de la Cruz de Hierro, de salida dijo lo que traía rematando en todos los burladeros y el diestro supo sopesar para endilgarle una faena que llegó al paroxismo general, ¡Qué locura emotiva” de los aficionados cuando engarzó en derechazos cambiados, de rodillas en tierra, en circular por lo menos cuatro veces, después de haberle toreado a placer en ambas manos con fondo musical, el público ante ese paroxismo pidió el INDULTO, QUE FUE MERITORIAMENTE CONCEDIDO , para la gloria de la ganadería CRUZ DE HIERRO en su historial y el torero en su curriculum y recuerdo de una tarde preñada de celebridad y gozo general.

EL VENEZOLANO Leonardo Rivera de hermoso traje palomo y plata y fajín celeste, vestido de primera comunión como dicen algunos revisteros, mostró el carnet en el empaque de sus dos faenas una de lidia porque no solo se torea se lidia también para torear y esto hizo Leo, ejerciendo dominio en su faena para al final recibir una presea auricular.

Esaú Fernández, presidido de un gran aval logrado en plazas como Madrid, Sevilla y Bilbao no tuvo la misma suerte; al final torearía uno de regalo de Los Ramírez que si le rindió después de haberme ocasionado un tremendo susto cuando saltó al callejón y se encontró con quien suscribe accidentalmente; gracias a la Divina Providencia y quienes me protejen se cayó y me dio chance de correr en 20 mts., la milla de nuevo record mundial, salvándome milagrosamente; con este toro Esaú logró buenos pases que al final le cortó una merecida oreja no yéndose de vacío. Jonhatan Guillén pudo conseguir una buen actuación que le valió tocar pelo y quedó justificado que es un torero al que hay que darle mayores oportunidades como todos los nuestros para que figuren, en este MUNDO TAURINO

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores