Apoya las obras de reparaciones de la Basílica -Banco Sofitasa - Cta. Cte. - A nombre de: Basílica Nuestra Señora de la Consolación -
Rif: G-2000 02506 - No.: 0137 - 0002 - 8800 - 0009 - 6101
+info click aquí: Reparaciones Basílica

Feria de Tovar 2019 - 05 al 08 Sept.

15/12/14

¡Qué par de aficionadas...!

María de las Mercedes de Borbón y Orleans. Foto: holamicielo.com


Doña Cayetana de Alba. Imagen: Antonio Capel - scultradeart.es

Columna: El Ruedo

por: Fabián Díaz Sánchez

Saludos afición taurina, así como a todos los espectadores que se dan cita en las corridas de toros, novilladas, festivales y charlas taurinas; en estas líneas taurinas me voy a referir a dos grandes mujeres españolas, que le dieron honor y clase a la Fiesta de los Toros.

En primer lugar de antigüedad, a doña María de las Mercedes de Borbón, mejor conocida como, Condesa de Barcelona; fue la madre del rey de España, don Juan Carlos de Borbón, pues esta gran dama fue una gran aficionada, era una ocupante asidua del palco real de la Monumental de las Ventas de Madrid, sobre todo en la corrida de Beneficencia; también acudía a la Feria de San Isidro; recuerdo haberla visto a través de Televisión Española TVE, cuando transmitían para América las corridas desde España; fue por allá por los años noventa y primer quinquenio del presente siglo, ella engalanaba el palco real de la plaza. En casi tres siglos de historia del toreo de a pie, no ha habido un personaje de la realeza española, que haya sido tan aficionada a los toros, como doña María de Borbón, que por cierto trasmitió esa afición a su hijo don Juan Carlos de Borbón.

La otra gran dama de la nobleza española, fue doña Cayetana de Alba, la cual tenía mas títulos nobiliarios que se hayan concedido, pasaban de treinta, estaba por encima de su prima británica en títulos de nobleza, la reina Elizabeth de Inglaterra. Doña Cayetana, era madrileña de nacimiento, pero muy sevillana de corazón, no solamente era gran taurina, era además amante del flamenco, bailaora en las casetas de la feria de Sevilla, amante de las buenas artes, pintura, era buen jinete o amazona.

En sus años de primera juventud, sintió gran admiración por los toreros, llegando a tener amores con la gran figura de la época de los años cuarenta: el sevillano del barrio San Bernardo, Pepe Luis Vásquez, rival de Manolete. Doña Cayetana fue muy feliz cuando su hija Eugenia contrajo nupcias con Francisco Rivera Ordóñez. Vaya linaje el de estos dos personajes, una por sus ascendientes de nobleza, y el otro por sus ascendientes taurinos, bueno esto da pie para otro artículo.

Les deseo felices pascuas y que el año nuevo 2015 nos agarre con los pies bien puestos en la arena, y la cabeza clara para luchar por Venezuela, que bien se lo merece; que Dios reparta suerte...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores

Feria de Tovar - del 05 al 08 de Septiembre