30/3/14

Cuatro orejas cortaron Calita y Alejandro Chacòn

Chacón: Decidido con el cárdeno lidiado en segundo lugar: lanceó con aplomo y estoqueò en el primer viaje. Foto: Gladys Castillo

* Feria de San José 2014: Triunfal corrida de feria en Maracay

por: Jesús Ramírez “El Tato” -- Fotos: Gladys Castillo

La primera corrida de la Feria de San José realizada el sábado 29/03 en la maestranza “César Girón”, tuvo un inicio estimulante con las orejas cortadas al segundo y tercer toro con el hierro de “Los Aránguez”, pero terminó con el sabor amargo de los astados que no embisten, ausentes de casta y haciendo caso omiso a las telas; con complicaciones que derivan en el genio, algunos con violencia, cazando y haciendo hilo con marcada fidelidad a la tipología del encaste santacolomeño.


MARYPAZ NO TUVO EL REGRESO SOÑADO

Marypaz recibiendo homenaje de las damas de la Peña “La Romana” y de la afición aragüeña. Foto: Gladys Castillo



Que Marypaz Vega es querida por la afición de Maracay, nadie lo podrá negar con esa entrega del público. Tampoco podrán negar que se ha llevado los dos mulos del encierro caroreño: sin un pase, incómodos, haciendo hilo y acobardados tras el puyazo, como ese cuarto negado totalmente para el triunfo. La malagueña estuvo valerosa con muletazos por bajo y poniendo todo el empeño para corresponder a la afición aragüeña que la mima. El esfuerzo manifestado llegó al tendido donde le aplaudieron tras despachar a los marrajos; y finalmente, cuando el comité de damas de la Peña “La Romana” le entregó placa de reconocimiento a su brillante trayectoria profesional.


EL CRISOL ARTISTICO DE “CALITA”


“Calita” con las orejas de “Azulejo” tras faena de arte y entrega. Foto: Gladys Castillo



Vaya debut mas convincente del mexicano Ernesto Javier Tapia “Calita” hijo de otro valeroso matador: Javier Tapia “El Cala”, quien obtuvo el apodo de las llamadas calas de oportunidades de Durango. Toreó superiormente a la verónica de manos bajas; y en la muleta con el de debut número 93, “Azulejo” de 435 kilos, estuvo firme, sereno en un crisol artístico de armoniosos derechazos, empapando en el engaño las embestidas del astado caroreño, totalmente encajado, en sensible expresión artística con soltura y naturalidad. Trincherazos de lujo con el pasodoble de fondo, atemperando con estética y dominio las embestidas en conjunción armoniosa de valor y arte.

Larga labor del azteca que cayó de pie ante la afición aragüeña, que pobló los tendidos de albos moqueros en petición de orejas tras la estocada que pasaportó casi fulminante. Vuelta al ruedo con las dos orejas en manos en debut que marcará su pronto retorno a esta plaza.

El quinto de la tarde fue manso perdido: sin un solo pase, que iba cazando moscas, parándose y al final defendiéndose. De nada valió el aplomo de “Calita ante semejante imposible al que le aguantó en derechazos que no pudieron tener continuidad. Ya tenía ganada la puerta grande de la maestranza, y así salió en volandas al finalizar la corrida, dejando excelente tarjeta de presentación.

ALEJANDRO CHACON EN ALZA

El joven espada de Caña de Azúcar ataviado de fucsia y oro, entró con pie propio en el tren de los triunfadores. Decidido con el cárdeno lidiado en segundo lugar que lanceó con aplomo para luego con la roja flámula iniciar labor de sometimiento por bajo. Luego los derechazos sin dejarse rozar el engaño y los de pecho bien instrumentados. Nuevas tandas con la izquierda obligan la música con el colofón de ceñidos trincherazos y molinetes, sin aburrirse en ningún momento en la cara del astado que ya se tornaba distraído. La espada le fue fiel en el primer viaje tirando patas arriba a ”Barconero” número 86 de 440 kilos, por lo que rápidamente hubo el pronunciamiento popular de pañuelos en el tendido pidiendo las orejas que en plural otorgó la autoridad presidida por el licenciado Martín David Nieves, y con las cuales recorrió el albero Chacón entre nutridas ovaciones de partidarios.

El último lidiado perteneció al lote de incomprensibles con la pañosa. Vanos intentos del joven matador aragüeño que se quedaron en eso: en vanos intentos, hasta que por fin pasaportó cuando habían sonado par de recados de lo alto del palco.

Ya con la noche encima, Alejandro Chacón y el debutante Calita” salieron a hombros de los aficionados con el gusto del triunfo bien conquistado en la arena.

Bien con la vara “Maraco” y Alexander Bolívar, hijo del recordado picador: Rigoberto Bolívar. Con los palos Jorge Uzcátegui.

Brindis aplaudidos de los toreros para: Orlando Faroh, Miguel Guía, Pedro Cortéz, Wilfredo Martell e Ysmel Serrano

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores