31/3/14

Califa de Aragua indulta a “Imperialista” y triunfa en la Feria de San José

Esaú Fernández: Tandas de calidad por ambos pitones, destacando los derechazos de alta factura, le hicieron merecedor de un trofeo. Foto: N. Babin

por: Nikolas Babin

Tres cuartos de aforo presento la “Maestranza” de Maracay para la segunda corrida de la feria de San José. Inició el tachirense César Vanegas ante un astado de la ganadería “Los Aránguez” que entró en lugar de uno de los ejemplares del hierro titular que se imposibilitó para la lidia; el ejemplar resultó complicado, áspero y con peligro, ante lo que Vanegas decidió no prolongar su trasteo, no sin antes invitar a su compañero de cartel “El Califa de Aragua” a cubrir el tercio de banderillas.

El quinto de la tarde resultó ser de gran calidad y Vanegas no desaprovechó la oportunidad para mostrar un toreo de arte y reposo acompañando, cual trazo de pintor, las dulces y largas embestidas de “Imperial” que no se cansaba de embestir a las telas del diestro tachirense que sin dejarse nada en el esportón toreó de forma artística y con solera; desafortunadamente tras pinchar sufrió una fuerte cortadura en la mano izquierda que le complicó el ejecutar nuevamente la suerte suprema perdiendo los trofeos que indudablemente merecía el diestro de Seboruco.

Gabriel Picazo intentó sacarle faena a un morlaco que carecía de clase en su embestida y que pronto se fue a tablas; con voluntad, el español logró ejecutar algunos pases donde se evidenció la clase que posee; sin embargo, el de “Los Ramírez” terminó por pararse; tres viajes al morrillo y dos golpes de verduguillo fueron necesarios para pasaportarlo; escuchó palmas al término de su labor, en premio a su esfuerzo.

Sin emoción resultó el sexto de la tarde, al cual Picazo le intentó sacar partido pero las rebrincadas embestidas del jabonero no le permitieron lucimiento; tras probar por ambos pitones, el astado se fue a tablas y el de San Sebastián de los Reyes optó por buscar el estoque de acero.

Esaú Fernández se reencontró con el público de Maracay que le recibió alegremente apoyándole en todo el desarrollo de su actuación ante el primero de su lote; saludó a la verónica he hizo un quite por chicuelinas que precedieron una faena de alegre ejecución pudiéndole a un toro que resultó ser mas complicado de lo que se vio; tandas de calidad por ambos pitones, destacando los derechazos de alta factura, le hicieron merecedor de un trofeo, a pesar de fallar al primer intento y tirándolo sin puntilla, al segundo viaje.

Ante el séptimo de la tarde, Esaú Fernández logró amoldar las embestidas de su antagonista; ejecutó largos y templados derechazos; por el pitón izquierdo también pudo hilvanar buenos trazos a pesar de no ser el de mayor calidad del ejemplar; el público solicitó se le otorgara un trofeo al sevillano pero la presidencia no accedió a la concesión de la oreja por lo cual escuchó gritos de reproche por parte del respetable.

“El Califa de Aragua” luego de saludar al cuarto de la tarde, le devolvió el gesto al tachirense Vanegas invitándolo a banderillear para que en conjunto protagonizaran un emocionante tercio de rehiletes; con la muleta estuvo muy serio y pausado, haciendo bien las cosas a pesar de que el astado se le venció en varias ocasiones por el pitón derecho buscando echarle mano al diestro aragüeño; en el toreo al natural se vieron los mejores muletazos de la tarde hasta ese momento en dos largas tandas impecablemente ejecutadas para luego pasarse la muleta a la mano derecha a pesar del peligro que el ejemplar presentaba por ese lado; lamentablemente el falló con los aceros y le impidió obtener algún trofeo tras escuchar un aviso.

Pero lo mejor quedó para el final, cuando saltó al ruedo “Imperialista” al cual “El Califa de Aragua” le realizó una faena de empaque y arte; ligó tandas de derechazos con la mano muy baja, casi arrastrando la pañosa por la arena; de igual resultado fueron las embestidas por el pitón izquierdo, en las cuales destacó la despaciosidad y el temple que le imprimió el diestro local; con la plaza hecha toda algarabía por la conjunción de arte que toro y torero interpretaban en los medios del ruedo, los pañuelos blancos salieron para solicitar el perdón de la vida del extraordinario ejemplar de pelaje jabonero claro siendo el indulto concedido por la presidencia.

Maracay, domingo 30 de marzo, Segunda de Feria
7 Toros de “Los Ramírez” y 1 de “Los Aránguez”
César Vanegas: Palmas y Ovación tras aviso
Gabriel Picazo: Palmas tras aviso y Silencio tras aviso.
Esaú Fernández: Oreja y Ovación.
Ramis Hassan “El Califa de Aragua”: Palmas tras aviso y 2 Orejas simbólicas.

1° “Sereno”, Nro. 77, 486 Kgs.
2° “Cigarrero”, Nro. 212, 420 Kgs.
3° “Pamplinoso”, Nro. 209, 426 Kgs.
4° “Leyente”, Nro. 214, 440 Kgs.
5° “Imperial”, Nro. 205, 455 Kgs.
6° “Kioskero”, Nro. 216, 450 Kgs.
7° “Camionero”, Nro. 206, 433 Kgs.
8° “Imperialista”, Nro. 207, 435 Kgs.

Incidencias:
- César Vanegas pasó a la enfermería para ser atendido de una fuerte cortada en su mano izquierda que sufrió al entrar a matar al segundo de su lote.

- Indulto al octavo toro de la tarde: “Imperialista”, Nro. 207, 435 Kgs. de Ganadería Los Ramírez

- El trofeo “Tacarigua Taurino” que entrega la empresa AGROCASTA al Triunfador de la Feria fue otorgado al diestro venezolano Ramis Hassan “El Califa de Aragua”.


Nikbabin@hotmail.com - @Nikbabin

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores