AUTOMOTRIZ C.L.

Repuestos al mayor y al detal en Táriba.

Calle 9 No 4-77, a cuadra y media del cementerio de Táriba.
Telf. 0276 - 394 1274

31/3/14

Maracay: Imágenes de la 2da de Feria

Una selección de las mejores fotos taurinas de nuestros colaboradores: Anibal García Soteldo, Luis López Aramacuto y Gladys Castillo


por: César Omaña
Director de venezuelataurina.com

Despedimos la edición 2014 de la Feria de San José, en La Ciudad Jardín de Venezuela, con la presentación de las mejores imágenes captadas este domingo 30/03 por las cámaras de nuestros fotógrafos taurinos.


FOTOS DE LUIS LOPEZ ARAMACUTO



Esaú Fernández en su trasteo con la capa.



Califa de Aragua en la lidia del toro indultado: Imperialista.


Gran saludo de Torero y ganadero por el triunfo


Vuelta triunfal de Califa de Aragua recibiendo los aplausos de su público


Califa de Aragua junto a Ricardo Ramírez, ganadero.


Compartiendo con las Reinas del Ferial josefino


Novillero Joselito Vásquez, de la Escuela Taurina César Faraco de San Cristóbal: premio al Mejor Novillero de la Feria.


Ricardo Ramírez, ganadero junto al Califa de Aragua





FOTOS DE ANIBAL GARCIA SOTELDO



Esaú Fernández y "Plapinoso" de la ganaderia Los Ramirez.



Esaú Fernández cortó una oreja al toro Planpinoso, Nro 209 de 426 Kgs.



"El Califa de aragua" y su indultado "Imperialista", Nro. 207 de 435 Kgs de la ganaderia Los Ramírez.


"El Califa de Aragua" y su par de orejas simbólicas.


"Califa de aragua" triunfador de la Feria de San José 2014 recibiendo el trofeo "Diosa de los Tacariguas" de manos del artista plástico Carlos Domínguez; le acompañan las reinas de la Feria, Erick Cortes de la empresa Agrocasta y el ganadero Ricardo Ramírez.



"El Califa de Aragua" y ganadero Ricardo Ramírez salieron triunfantes a hombros de la afición, de la Feria de San José 2014.





FOTOS DE GLADYS CASTILLO






CESAR VANEGAS

foto: Gladys Castillo Maríñez



GABRIEL PICAZO

Foto: Gladys Castillo Maríñez



ESAU FERNANDEZ

Foto: Gladys Castillo Maríñez


“EL CALIFA DE ARAGUA”

Foto: Gladys Castillo Maríñez




LEER MAS...!

Califa de Aragua indulta a “Imperialista” y triunfa en la Feria de San José

Esaú Fernández: Tandas de calidad por ambos pitones, destacando los derechazos de alta factura, le hicieron merecedor de un trofeo. Foto: N. Babin

por: Nikolas Babin

Tres cuartos de aforo presento la “Maestranza” de Maracay para la segunda corrida de la feria de San José. Inició el tachirense César Vanegas ante un astado de la ganadería “Los Aránguez” que entró en lugar de uno de los ejemplares del hierro titular que se imposibilitó para la lidia; el ejemplar resultó complicado, áspero y con peligro, ante lo que Vanegas decidió no prolongar su trasteo, no sin antes invitar a su compañero de cartel “El Califa de Aragua” a cubrir el tercio de banderillas.

El quinto de la tarde resultó ser de gran calidad y Vanegas no desaprovechó la oportunidad para mostrar un toreo de arte y reposo acompañando, cual trazo de pintor, las dulces y largas embestidas de “Imperial” que no se cansaba de embestir a las telas del diestro tachirense que sin dejarse nada en el esportón toreó de forma artística y con solera; desafortunadamente tras pinchar sufrió una fuerte cortadura en la mano izquierda que le complicó el ejecutar nuevamente la suerte suprema perdiendo los trofeos que indudablemente merecía el diestro de Seboruco.

Gabriel Picazo intentó sacarle faena a un morlaco que carecía de clase en su embestida y que pronto se fue a tablas; con voluntad, el español logró ejecutar algunos pases donde se evidenció la clase que posee; sin embargo, el de “Los Ramírez” terminó por pararse; tres viajes al morrillo y dos golpes de verduguillo fueron necesarios para pasaportarlo; escuchó palmas al término de su labor, en premio a su esfuerzo.

Sin emoción resultó el sexto de la tarde, al cual Picazo le intentó sacar partido pero las rebrincadas embestidas del jabonero no le permitieron lucimiento; tras probar por ambos pitones, el astado se fue a tablas y el de San Sebastián de los Reyes optó por buscar el estoque de acero.

Esaú Fernández se reencontró con el público de Maracay que le recibió alegremente apoyándole en todo el desarrollo de su actuación ante el primero de su lote; saludó a la verónica he hizo un quite por chicuelinas que precedieron una faena de alegre ejecución pudiéndole a un toro que resultó ser mas complicado de lo que se vio; tandas de calidad por ambos pitones, destacando los derechazos de alta factura, le hicieron merecedor de un trofeo, a pesar de fallar al primer intento y tirándolo sin puntilla, al segundo viaje.

Ante el séptimo de la tarde, Esaú Fernández logró amoldar las embestidas de su antagonista; ejecutó largos y templados derechazos; por el pitón izquierdo también pudo hilvanar buenos trazos a pesar de no ser el de mayor calidad del ejemplar; el público solicitó se le otorgara un trofeo al sevillano pero la presidencia no accedió a la concesión de la oreja por lo cual escuchó gritos de reproche por parte del respetable.

“El Califa de Aragua” luego de saludar al cuarto de la tarde, le devolvió el gesto al tachirense Vanegas invitándolo a banderillear para que en conjunto protagonizaran un emocionante tercio de rehiletes; con la muleta estuvo muy serio y pausado, haciendo bien las cosas a pesar de que el astado se le venció en varias ocasiones por el pitón derecho buscando echarle mano al diestro aragüeño; en el toreo al natural se vieron los mejores muletazos de la tarde hasta ese momento en dos largas tandas impecablemente ejecutadas para luego pasarse la muleta a la mano derecha a pesar del peligro que el ejemplar presentaba por ese lado; lamentablemente el falló con los aceros y le impidió obtener algún trofeo tras escuchar un aviso.

Pero lo mejor quedó para el final, cuando saltó al ruedo “Imperialista” al cual “El Califa de Aragua” le realizó una faena de empaque y arte; ligó tandas de derechazos con la mano muy baja, casi arrastrando la pañosa por la arena; de igual resultado fueron las embestidas por el pitón izquierdo, en las cuales destacó la despaciosidad y el temple que le imprimió el diestro local; con la plaza hecha toda algarabía por la conjunción de arte que toro y torero interpretaban en los medios del ruedo, los pañuelos blancos salieron para solicitar el perdón de la vida del extraordinario ejemplar de pelaje jabonero claro siendo el indulto concedido por la presidencia.

Maracay, domingo 30 de marzo, Segunda de Feria
7 Toros de “Los Ramírez” y 1 de “Los Aránguez”
César Vanegas: Palmas y Ovación tras aviso
Gabriel Picazo: Palmas tras aviso y Silencio tras aviso.
Esaú Fernández: Oreja y Ovación.
Ramis Hassan “El Califa de Aragua”: Palmas tras aviso y 2 Orejas simbólicas.

1° “Sereno”, Nro. 77, 486 Kgs.
2° “Cigarrero”, Nro. 212, 420 Kgs.
3° “Pamplinoso”, Nro. 209, 426 Kgs.
4° “Leyente”, Nro. 214, 440 Kgs.
5° “Imperial”, Nro. 205, 455 Kgs.
6° “Kioskero”, Nro. 216, 450 Kgs.
7° “Camionero”, Nro. 206, 433 Kgs.
8° “Imperialista”, Nro. 207, 435 Kgs.

Incidencias:
- César Vanegas pasó a la enfermería para ser atendido de una fuerte cortada en su mano izquierda que sufrió al entrar a matar al segundo de su lote.

- Indulto al octavo toro de la tarde: “Imperialista”, Nro. 207, 435 Kgs. de Ganadería Los Ramírez

- El trofeo “Tacarigua Taurino” que entrega la empresa AGROCASTA al Triunfador de la Feria fue otorgado al diestro venezolano Ramis Hassan “El Califa de Aragua”.


Nikbabin@hotmail.com - @Nikbabin

LEER MAS...!

Califa de Aragua: Un toro bastó para triunfar

Triunfal salida a hombros de torero y ganadero en el cierre de la Feria. Foto: Gladys Castillo

* Indultado bravo toro de “Los Ramírez”

por: Jesús Ramírez “El Tato” --- fotos: Gladys Castillo Maríñez

Un variopinto encierro de la ganadería andina de “Los Ramírez” le brindó emoción a la segunda y última corrida de la feria de San José 2014 realizada este domingo 30/03 en el coso de la avenida 19 de abril; la plaza registró tres cuartos de entrada.

Los toros de la divisa azul roja y blanca de “Los Ramírez” brindaron emoción por el motor y empuje de algunos de sus toros; un encierro disparejo, pero donde prevalecieron las virtudes de la raza y el empuje en tarde de entrega de los cuatro toreros que integraban el cartel. Completó el encierro un toro bien presentado de “Los Aránguez” que abrió plaza y no fue nada fácil para el triunfo por su mansedumbre.


CESAR VANEGAS



El espada andino que regresaba a Maracay tras el triunfo clamoroso en la Feria de San Sebastián estuvo a las puertas del éxito con un buen ejemplar lidiado en cuarto lugar con el hierro de “Los Ramírez”. En el primero de la tarde de “Los Aránguez” nada destacado, un ejemplar bien presentado, suelto de salida, que banderilleó junto a “El Califa de Aragua” con lucimiento. Con la muleta no hubo tela dónde cortar y lo pasaportó al segundo viaje.

El número 205 fue un gran toro que dio la pelea en los medios y banderilleó con acierto el espada de Seboruco, que luego brindó a la reina de la Feria Leiry Blanco y sus damas de honor en el palco presidencial. Buenos los muletazos iniciales por bajo que fueron preámbulo para las series de derechazos en los medios rematados con el de pecho. Quietos naturales, de trazo largo con la música de fondo. Al final los muletazos por alto en larga faena que lamentablemente no fue bien rematada con la espada quedando todo en ovación tras sonar un aviso.


GABRIEL PICAZO

Foto: Gladys Castillo Maríñez

No fue tarde de triunfo para el madrileño Gabriel Picazo, torero muy querido en Maracay, que tuvo un público que supo reconocerle su valor y tesonera labor con dos ejemplares imposibles para lograr el éxito. Sin embargo, su profesionalismo, sitio y conocimientos, se evidenciaron en muletazos por bajo de lujo; algunos derechazos, muy quieto, que no tuvieron continuidad por las descritas condiciones del astado que terminó andarín y mas incómodo.

Peor fue el otro, que pese al esfuerzo del espada hispano fue imposible el paso del triunfo despachándolo con decoro y prontitud siendo reconocido su esfuerzo por los asistentes cuando se retiraba al tercio de matadores.


ESAU FERNANDEZ

Foto: Gladys Castillo Maríñez


Torero de entrega y decisión es Esaú Fernández que oyó música en sus dos toros y solo cortó una oreja que ha podido duplicar en el otro donde igualmente se lució en larga faena de buenos derechazos y naturales debidamente rematados con el de pecho. Siguió por naturales, los últimos con mayor aplomo y temple, en medio de la aprobación del público. Dos faenas donde hubo entrega y decisión. Una oreja recibió del primero suyo y en otro las perdió por espadazos en mal sitio siendo ovacionado al negarse a dar la vuelta al ruedo.


“EL CALIFA DE ARAGUA”

Foto: Gladys Castillo Maríñez


El espigado torero aragüeño vino con la disposición para el triunfo y lo logró plenamente. En el cuarto de la tarde, primero suyo, estuvo entregado, variado tanto con capa como muleta y aplaudido en banderillas. Ante un toro que llegó con mucho motor a la muleta, “El Califa” estuvo sereno, con las ideas claras, aguantando y templando en tandas de derechazos que obligaron la música. Naturales de mano baja y temple. Cuando le veíamos las orejas en sus manos el acero erró el recorrido y todo quedó en ovación.

Pero lo mejor vino con el bravo último de la tarde noche. Un hermoso astado hijo de la vaca “Imperialista” de Juan Pedro Domecq, de quien heredó el nombre que lució en la tablilla al lado del número 207 y el peso de 435 kilos. Lances a la verónica, emotividad en la interpretación de los muletazos con desparpajo, quietud y emoción. La música sonando y el diestro de Santa Rosa por derechazos y naturales correspondiendo a la embestida franca del bravísimo toro de “Los Ramírez”.

Larga faena con ritmo y ligazón, centrado en los medios; y cuando se disponía a la suerte suprema, el pedimento unánime del indulto que fue concedido por la autoridad taurina municipal.
Las dos orejas simbólicas fueron a las manos de “El Califa de Aragua” que regresó triunfador y salió en volandas hasta el patio de caballos junto al feliz ganadero Ricardo Ramírez.

LEER MAS...!

Califa de Aragua: Triunfador de la Feria de San José 2014

Salida a hombros del torero con el empresario y ganadero Ricardo Ramírez. Foto: Aníbal García Soteldo

por: José Luis Jiménez

Finalizó la feria de San José de Maracay con un espectacular triunfo del matador de toros Hassán Rodríguez “El Califa de Aragua”, quien indultó al octavo toro de nombre “Imperialista“, número 207 y con 435 kilos, perteneciente a la ganadería de Los Ramírez.

En la maratónica jornada dominguera se apreció una entrada rozando tres cuartos de aforo, con un público que supo valorar la tauromaquia particular de los protagonistas y donde los trofeos no se iban a conseguir de tómbola ni beneficio.

La corrida se parchó con un ejemplar de Los Aránguez que abrió plaza, continuando con los siete restantes de Los Ramírez como ganadería titular. El festejo era un contrapunto de emociones por lo difícil que estaba saliendo el desfile por la puerta de toriles, hasta que a partir del quinto astado hubo cambio de decorado.

El tachirense César Vanegas recibió al primero de la tarde de nombre “Sereno” de Los Aránguez, con un breve saludo capotero. Muy bien con las banderillas en compañía de El Califa de Aragua, pero sin fortuna en labor muleteril por lo remiso de la res. Probaturas por ambos pitones, necesitando de tres viajes al morrillo para liquidar, escuchando palmas de agradecimiento.
En el segundo de su lote, (quinto de la corrida) de nombre “Imperial” de Los Ramírez, salió con más ganas para realizar tandas muy estimables que se jaleó con gusto el público que vio fundirse un toreo pinturero y emotivo ante un toro de sensación. El camino estaba allanado para el triunfo, pero a la hora de ejecutar la suerte suprema se encontró con la circunstancia lamentable de cortarse la mano izquierda con el estoque que mermó sus facultades. Aquí se aplaudió fuerte al toro en el arrastre mientras el torero pasó a la enfermería donde le administraron las primeras curas, para luego remitirle a la clínica de la calle Coromoto, donde el doctor Uber Matos le intervendría por lo profundo de la herida.

Gabriel Picazo, no encontró material idóneo para reverdecer tantas tardes triunfales en nuestra Maestranza. Estuvo valiente, se impuso a las medias embestidas de sus toros, aguantó y tragó, pero faltó ligazón. Mal con la espada y... hasta la próxima.
Essaú Fernández, estuvo como pez en el agua desde que hizo el paseíllo, porque sus seguidores, justicieramente, quieren verle como pieza clave, con mensaje fresco, renovador y como sucesor de Tomás Campuzano en cuanto a idolatría.

Realizó dos faenas sobre la base de la distancia en los cites, muletazos templados y de gran calidad, que salpimentaron el toreo fundamental. En el primero de su lote hubo técnica, alegría y mucho arte, para llevar la locura a los tendidos. Un pinchazo en buen sitio seguido de estocada efectiva le hizo ganar la primera oreja de la tarde.

En su segundo ejemplar, corrido en séptimo lugar, Essaú Fernández realizó faena dominadora que le puso a las puertas de ser el triunfador de la feria, pero el mal uso de los aceros le impidió alcanzarlo. Hubo un parpadeo del presidente de la corrida por haber asomado el pañuelo blanco desde el palco sin darse cuenta, lo que dio a entender al alguacilillo que era una orden para cortar la oreja. Esta confusión arrojó como resultado el disgusto del público y del torero quien se retiró al callejón.

El Califa de Aragua alcanzó un triunfo notable, como indicamos, al indultar un toro bravísimo de Los Ramírez que le catapulta por los aires de la torería nacional. Es el resultado de mezclar tesón, aventura y fe en sí mismo.

El primer toro de su lote (cuarto) fue impetuoso, poniendo a prueba el valor y la temeridad de El Califa de Aragua, con el aditamento de un juego de resistencia para finalmente tomar el mando y meterle en el canasto. Los muletazos tuvieron hondura y toda la verdad del toreo; lástima que la espada le escondió los trofeos sonando un aviso y aplausos de reconocimiento por el mérito de lo que hizo.

Donde la plaza estalló de emoción fue en el capítulo de cierre. Era ver a un torero toreando para sí mismo, a gusto con lo que hacía, barriendo la arena pletórico y entusiasta, con una muleta prodigiosa y un toro de nobleza encastada. Labor con pases de auténtica profundidad, inacabables, con la derecha, naturales y algún que otro redondo que mantuvo al público con constantes olés. La petición de indulto fue un clamor generalizado, encontrando eco en el palco presidencial que ordenó el regreso a los corrales a “Imperialista”, de Los Ramírez, un toro con el que soñaba el joven torero aragüeño y vaya que bien lo logró!

Al final y por decisión unánime, fue declarado triunfador de la feria El Califa de Aragua quien salió a hombros en compañía del ganadero Ricardo Ramírez con la aclamación generalizada del público que abandonó la plaza en medio del contento que ocasiona un cierre de feria tan redondo.

El toro desarrolló nobleza encastada.
Un pase precioso.
Su segundo con 595 kilos fue de apoteosis.




LEER MAS...!

30/3/14

Maracay 2014: 1ra de Feria en imágenes

Las mejores fotos taurinas en los lentes de: Anibal García Soteldo, Gladys Castillo y Guillermo Lòpez y

por: César Omaña
Director de venezuelataurina.com

Presentamos las mejores imágenes de nuestros fotògrafos taurinos del primer festejo de la Feria de San José 2014 realizado este sábado 29 de marzo en la plaza César Girón de Maracay.



FOTOS DE GUILLERMO LOPEZ LABARCA
































FOTOS DE ANIBAL GARCIA SOTELDO


Ernesto Javier Tapias " El Calita de México"., toro Azulejo 435 Kgs. Foto: Aníbal García Soteldo






"El Calita de México" con par de Orejas. Foto: Aníbal García Soteldo






Alejandro Chacón, toro Baronero de 449 Kgs. Foto: Aníbal García Soteldo



Alejandro Chacón y su par de Orejas. Foto: Aníbal García Soteldo



Alejandro Chacón y "El Calita de México" salida en hombros en la primera de Feria de San Jose 2.014 en la Maestranza de Maracay. Foto: Aníbal García Soteldo



FOTOS DE GLADYS CASTILLO

Chacón: Decidido con el cárdeno lidiado en segundo lugar: lanceó con aplomo y estoqueò en el primer viaje. Foto: Gladys Castillo


Marypaz recibiendo homenaje de las damas de la Peña “La Romana” y de la afición aragüeña. Foto: Gladys Castillo






“Calita” con las orejas de “Azulejo” tras faena de arte y entrega. Foto: Gladys Castillo









LEER MAS...!

Maracay: Triunfo de Alejandro Chacòn y Calita

El joven torero de La Candelaria remató con el listón alto: Perfecta estocada que sumó méritos para la concesión de dos trofeos. Foto:

por: José Luis Jiménez

Un estimable grupo de aficionados se dio cita ayer sábado para ver la reaparición de Mari Paz Vega en la Maestranza de Maracay, pero resulta apabullante que el toro, el principal protagonista de esta fiesta, se cargue las ilusiones y la convierta en decepción y aburrimiento. Es cruel decirlo, pero en la guadaña de los pitones aguardan el éxito y el fracaso. De allí que la torera y sus seguidores se encontraron con otra vuelta de tuerca para el desánimo.

La corrida de Los Aránguez fue seria por delante, sin armarios, toros con trapío más que correcto, pero, exceptuando al segundo y tercero lidiados, carecieron del sello de distinción de tan prestigiosa ganadería venezolana.

Para Mari Paz Vega correspondieron los lunares del encierro, a pesar de losdoblones de castigo que no permitieron el pretendido lucimiento por las condiciones de sus antagonistas,amainando el talante impetuoso que se percibía. Todo quedó en querer y no poder y, para colmo de males, la espada fue un total calvario para la torero española.
Al final le fue tributada una atronadora ovación en premio a jugarse el tipo ante semejantes regalitos que hubo de enfrentar.

El mexicano Ernesto Javier Tapia “Calita” estuvo bien en su debut. Con la capa dejó su carta de presentación, y a la hora del trasteo muleteril hubo coherencia. La faena al primero que enfrentó tuvo eco en la gente por su trasfondo estético y de verdad que le dota de una personalidad muy propia. Luego de los adornos, desplantes y molinetes esgrimió el estoque al volapié y le fueron concedidas dos orejas un tanto exageraditas.

Ante el quinto hubo cambio de decorado, desarrollando una labor de enfermero y fallando con el estoque al envainar en una ocasión. Aplausos.

Por su parte, el aragüeño Alejandro Chacón tenía ante sí una empinada cuesta para justificar su paso por el ruedo calicantino. Realizó una faena con algunos momentos de calidad y de una encomiable elegancia ante el tercero de la tarde sabatina que hizo sonar el pasodoble torero. Hubo momentos donde el astado caroreño tuvo tendencia a rajarse y el joven torero de La Candelaria remató con el listón alto por la espectacularidad de la perfecta estocada que sumó méritos para la concesión de dos trofeos, quizá, con más fuerza y justo concedido en esta primera de feria.

Con el sexto y último, casi nada que destacar ante lo descastado del animal que hizo aparecer el sopor en los tendidos. Afortunadamente, Chacón anda sobrado con la espada y se le despidió con una gran ovación por la brevedad en su quehacer.

Al final salió en volandas de la plaza en compañía del mexicano Calita.

LEER MAS...!

Cuatro orejas cortaron Calita y Alejandro Chacòn

Chacón: Decidido con el cárdeno lidiado en segundo lugar: lanceó con aplomo y estoqueò en el primer viaje. Foto: Gladys Castillo

* Feria de San José 2014: Triunfal corrida de feria en Maracay

por: Jesús Ramírez “El Tato” -- Fotos: Gladys Castillo

La primera corrida de la Feria de San José realizada el sábado 29/03 en la maestranza “César Girón”, tuvo un inicio estimulante con las orejas cortadas al segundo y tercer toro con el hierro de “Los Aránguez”, pero terminó con el sabor amargo de los astados que no embisten, ausentes de casta y haciendo caso omiso a las telas; con complicaciones que derivan en el genio, algunos con violencia, cazando y haciendo hilo con marcada fidelidad a la tipología del encaste santacolomeño.


MARYPAZ NO TUVO EL REGRESO SOÑADO

Marypaz recibiendo homenaje de las damas de la Peña “La Romana” y de la afición aragüeña. Foto: Gladys Castillo



Que Marypaz Vega es querida por la afición de Maracay, nadie lo podrá negar con esa entrega del público. Tampoco podrán negar que se ha llevado los dos mulos del encierro caroreño: sin un pase, incómodos, haciendo hilo y acobardados tras el puyazo, como ese cuarto negado totalmente para el triunfo. La malagueña estuvo valerosa con muletazos por bajo y poniendo todo el empeño para corresponder a la afición aragüeña que la mima. El esfuerzo manifestado llegó al tendido donde le aplaudieron tras despachar a los marrajos; y finalmente, cuando el comité de damas de la Peña “La Romana” le entregó placa de reconocimiento a su brillante trayectoria profesional.


EL CRISOL ARTISTICO DE “CALITA”


“Calita” con las orejas de “Azulejo” tras faena de arte y entrega. Foto: Gladys Castillo



Vaya debut mas convincente del mexicano Ernesto Javier Tapia “Calita” hijo de otro valeroso matador: Javier Tapia “El Cala”, quien obtuvo el apodo de las llamadas calas de oportunidades de Durango. Toreó superiormente a la verónica de manos bajas; y en la muleta con el de debut número 93, “Azulejo” de 435 kilos, estuvo firme, sereno en un crisol artístico de armoniosos derechazos, empapando en el engaño las embestidas del astado caroreño, totalmente encajado, en sensible expresión artística con soltura y naturalidad. Trincherazos de lujo con el pasodoble de fondo, atemperando con estética y dominio las embestidas en conjunción armoniosa de valor y arte.

Larga labor del azteca que cayó de pie ante la afición aragüeña, que pobló los tendidos de albos moqueros en petición de orejas tras la estocada que pasaportó casi fulminante. Vuelta al ruedo con las dos orejas en manos en debut que marcará su pronto retorno a esta plaza.

El quinto de la tarde fue manso perdido: sin un solo pase, que iba cazando moscas, parándose y al final defendiéndose. De nada valió el aplomo de “Calita ante semejante imposible al que le aguantó en derechazos que no pudieron tener continuidad. Ya tenía ganada la puerta grande de la maestranza, y así salió en volandas al finalizar la corrida, dejando excelente tarjeta de presentación.

ALEJANDRO CHACON EN ALZA

El joven espada de Caña de Azúcar ataviado de fucsia y oro, entró con pie propio en el tren de los triunfadores. Decidido con el cárdeno lidiado en segundo lugar que lanceó con aplomo para luego con la roja flámula iniciar labor de sometimiento por bajo. Luego los derechazos sin dejarse rozar el engaño y los de pecho bien instrumentados. Nuevas tandas con la izquierda obligan la música con el colofón de ceñidos trincherazos y molinetes, sin aburrirse en ningún momento en la cara del astado que ya se tornaba distraído. La espada le fue fiel en el primer viaje tirando patas arriba a ”Barconero” número 86 de 440 kilos, por lo que rápidamente hubo el pronunciamiento popular de pañuelos en el tendido pidiendo las orejas que en plural otorgó la autoridad presidida por el licenciado Martín David Nieves, y con las cuales recorrió el albero Chacón entre nutridas ovaciones de partidarios.

El último lidiado perteneció al lote de incomprensibles con la pañosa. Vanos intentos del joven matador aragüeño que se quedaron en eso: en vanos intentos, hasta que por fin pasaportó cuando habían sonado par de recados de lo alto del palco.

Ya con la noche encima, Alejandro Chacón y el debutante Calita” salieron a hombros de los aficionados con el gusto del triunfo bien conquistado en la arena.

Bien con la vara “Maraco” y Alexander Bolívar, hijo del recordado picador: Rigoberto Bolívar. Con los palos Jorge Uzcátegui.

Brindis aplaudidos de los toreros para: Orlando Faroh, Miguel Guía, Pedro Cortéz, Wilfredo Martell e Ysmel Serrano

LEER MAS...!

Alejandro Chacón y “Calita” a hombros en la primera de Maracay

Cada uno cortò dos orejas en la lidia del primero de sus lotes: Ernesto Javier Tapias Calita (izq) Alejandro Chacón (der) Foto:N. Babin

Por: Nikolas Babin

Con más de media plaza inicio a las 5:00 en punto de la tarde la primera corrida de la feria de San José en la que Ernesto Javier Tapia “Calita” y Alejandro Chacón salieron en volandas tras cortas dos orejas cada uno ante los toros mas potables de un complicado encierro de “Los Aránguez”

Maripaz Vega abrió el festejo ante un complicado ejemplar que no le permitió expresar su toreo debido al sentido que rápidamente desarrolló el mismo; optó por abreviar su faena; se le complicó un poco la suerte suprema fallando en varias oportunidades acertando al quinto intento; escuchó un recado.

Menos libertades le dio el segundo de su lote que resultó ser incluso peor que su primero: descastado, sin raza, rajado ante lo cual decidió tomar el estoque de acero rápidamente, sin embargo el público le otorgó una sonora ovación para recompensar el esfuerzo de la torera española.

Grandioso debut del mexicano Ernesto Javier Tapia “Calita” al cortar dos orejas tras ejecutar una vistosa faena basada en el pitón izquierdo del ejemplar de “Los Aránguez” mostrando elegancia y buena estampa en cada pase, actuación que remató con una estocada fulminante y entera, en todo lo alto, que desató la algarabía en los tendidos.

Ante el quinto de la tarde intentó sacarle embestidas a un astado que se fue apagando y que pronto recortó su embestida casi por completo dejándole pegar solo algunos muletazos; recibió palmas tras despacharlo al segundo intento.

El de la casa no se quedó atrás y cortó las dos orejas de su primer ejemplar tras una bonita faena llena de detalles toreros, con el apoyo de su público. Alejandro Chacón interpretó un toreo elegante que remató con una certera estocada que tiró al toro sin puntilla y le valió el doble trofeo.

El que cerró plaza tampoco le permitió al torero local expresar toreo alguno a pesar de intentarlo con empeño; escuchó dos avisos.

Feria de San José 2014
Primera de Feria.
Maracay, sábado 29 de Marzo,
6 Toros de “Los Aránguez”

Maripaz Vega: Silencio tras aviso y Palmas
Ernesto Javier Tapia “Calita”: 2 Orejas y palmas
Alejandro Chacón: 2 Orejas y Silencio tras dos avisos.

1° “Carbonero”, Nro. 89, 456 Kgs.
2° “Azulejo”, Nro. 93, 435 Kgs.
3° “Barconero”, Nro. 86, 449 Kgs.
4° “Parbullo”, Nro. 97, 430 Kgs.
5° “Arriero”, Nro. 91, 432 Kgs.
6° “Rocador”, Nro. 95, 448 Kgs.

Nikbabin@hotmail.com - @Nikbabin

LEER MAS...!

29/3/14

“Carnicerito de México”: El valor y la emoción


Escalofriante desplante de “Carnicerito de México” en Guadalajara (México), el 20 de diciembre de 1931. Foto: Orduña. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

por: Rafael Dupouy Gómez


LEER MAS...!

Joselito Vásquez indultó a “Cachorro” de Los Aránguez

El indulto suscitó la polémica entre los aficionados por no haber sido picado. Foto: Premiación a Joselito Vasquez - Guillermo López

POR. JOSÉ LUIS JIMÉNEZ, Maracay

La novillada sin picadores de apertura de la Feria taurina de San José de Maracay, ha sido como una tregua en medio de las circunstancias de protestas en el país, con el reencuentro para renovar los lazos de amistad y admiración que debe predominar en este arte que tanto defendemos.

Bien es cierto que la noche no fue de bostezos, porque el encierro de Los Aránguez tuvo diversos matices para mantener un ambiente de máxima expectación. Los tres primeros corridos: Roncador, Balillo y Fortuno sacaron complicaciones manifiestas y pusieron a prueba la capacidad de los bisoños toreros. Por su parte, el manantial de bravura y nobleza que ha caracterizado al hierro caroreño, se manifestó con Ricachón, Cachorro y Palierno.

Con este material, un sexteto de jóvenes soñadores con la gloria representando a sus respectivas escuelas: Francisco “Chico” Paredes (Mérida), Victor Daniel Garrido (Valencia), Luis Moreno Sánchez (Maracay), Marco Antonio Fernández (Maracay), Joselito Vásquez (San Cristóbal) y Reimer Molina (Tovar), protagonizaron en dos actos un espectáculo que ha dejado el mejor de los ambientes para saber que los esfuerzos de la empresa Agrocasta conquistan las recompensas de los halagos por los aficionados.

A la hora de hacer balance debo destacar que todos salieron con muchas ganas, algunos con el ajetreo de haber consumido una buena cantidad de kilómetros para aprovechar esta oportunidad bajo la mirada escrutadora de un público que sabe valorar las mejores intenciones.

Francisco “Chico” Paredes, de la escuela de Mérida, se encargó de romper el celofán a portagayola para los primeros aplausos de la noche. Muy mal con las banderillas, tampoco logró acoplarse con la muleta sufriendo algunos achuchones que hizo bajar el interés, pero estuvo bien a la hora de utilizar el estoque, consiguiendo palmas por la brevedad.

Víctor Daniel Garrido, de la escuela valenciana, muy embarullado con la capa y peor en banderillas. Fue volteado en diferentes oportunidades en labor con la muleta, sufriendo un puntazo, por fortuna limpio, que ameritó su ingreso a la enfermería apenas liquidar a su antagonista.

Luis Moreno Sánchez, de la escuela taurina de Maracay, hizo concebir esperanzas con el saludo capotero, aumentando el nivel con las banderillas, pero desinflándose cuando tomó la muleta, sin dejar los pies quietos. Se llevó lo suyo con una voltereta, finalizando con el descabello para ser despedido con aplausos.

Marco Antonio Fernández, también de la escuela maracayera, fue la grata sorpresa de la noche. Si bien es cierto que tiene trece años en su intento por lograr un hueco en tan difícil profesión, al fin logró debutar en traje de luces. No debe conformarse con los muletazos de excelente trazo con que salpicó su actuación, aún le falta mucho camino por recorrer, pero el guiño es que atesora una quietud que bien diseñada puede generar grandes estimaciones.
Sus tandas fueron muy corticas, pero eso no importó a la hora de despachar de pinchazo y estocada para conseguir la primera oreja de la nocturna, recogiendo una gran ovación en su vuelta al redondel calicantino.

Joselito Vásquez, oriundo de Maracay, vino representando a la escuela taurina de San Cristóbal, donde reside con sus padres desde muy pequeño. Tiene más rodaje que sus alternantes, demostrando que tiene clase, buen concepto del toreo, encontrándose con un novillo que hizo honor a la trillada frase de “no hay quinto malo”. Con material tan idóneo para no dejar escapar el triunfo, aguantó bien y dibujó muchas series por ambos pitones, de manos bajas, emocionantes. El de Los Aránguez, ejemplar muy exigente y encastado, necesitó de un torero con inteligencia y muchas piernas, y allí estuvo Joselito Vásquez, consiguiendo el indulto de “Cachorro” para recibir las dos orejas simbólicas y convertirse en triunfador del festejo.

Reimer Molina, de la escuela de Tovar, es el más verde de todos, estuvo a expensas del novillo que, distraído y con la cara alta, le desbordó en varias ocasiones, incluido desarmes.
Su labor fue monótona y los asistentes le apremiaron para que terminara pronto de resolver para agradecieron cuando dobló el sexto de esta novillada nocturna.

DETALLES:

*Brindis de Marco Fernández a los toreros: Maripaz Vega y Alejandro Chacón, así como a los miembros de la empresa: Pedro Chacón y Osmel Méndez.

*El indulto al quinto de la tarde suscitó la polémica entre los aficionados por no haber sido picado, pero no es la primera vez que ocurre ya que el 6 de octubre de 2013 en San Juan de la Nava (Ávila, España) fue indultado un ejemplar de Jandilla por el novillero Pablo Aguado. Por lo tanto, creemos que la Comisión Taurina de Girardot le añadió un punto a estimar como es la humanización de la fiesta.

LEER MAS...!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores

Feria de Tovar - del 05 al 08 de Septiembre