12/10/13

Fiesta Brava Venezolana ahogada de "cuida puesto, cuida intereses, cuida divisas"

De la Fiesta Brava muchos han vivido; ahora ni la defienden. Obra: Manuel Domínguez - artelista.com

por: Giovanni Cegarra

En la Fiesta Brava Venezolana hemos venido descubriendo y observando, a los enemigos que se tienen dentro de ella, esos que han vivido, convivido de lo taurino a lo largo y ancho del territorio venezolano; se han lucrado de ella y hoy, ante los ataques desmedidos de la Defensora del Pueblo, se tapan, se ocultan, se hacen de la vista gorda, como los propios "cuida puesto, cuida intereses, cuida divisas".

Sin temor a equivocarme, me refiero entre otros, a las Empresas Taurinas existentes en Venezuela; ninguna de ellas se ha pronunciado, ni fijado posición, a la fecha, ante la propuesta antitaurina de la Defensora del Pueblo. Empresas que todos conocemos, que han ganado buenos dividendos en la organización de lo taurino en las Ferias Taurinas Venezolanas pero que hoy día, han sido mezquinas en salir a defender la Fiesta que les ha dado vida empresarial, proyección nacional e internacional, que les han dado holgura económica por mucho lloriqueo de pérdida que siempre dicen que acusan.

Ni se diga de los Ganaderos de Lidia, también le han sacado el jugo a lo taurino en Venezuela y ¿Dónde está su pronunciamiento en favor de la Fiesta Brava y en contra de la Ordenanza Municipal Antitaurina de la Defensora del Pueblo?

Otros que no resuellan para nada hasta ahora, son los de la Asociación Venezolana de Matadores de Toros y Novillos (AVMTN), ni sus propios miembros de manera personal e individual, ni el gremio de Subalternos y Picadores de Venezuela, que también se han lucrado de lo taurino, como profesionales que son; y así la lista va en aumento, de quienes "ni pío" dicen: hoteleros, restaurantes, fuentes de soda, taxistas, comerciantes, medios de comunicación social, etc., quienes en una Fiesta y Feria Patronal, en lo que se incluye lo taurino, obtienen ganancias e ingresos extras, de parte de la afluencia de aficionados taurinos, turistas, visitantes y viajeros, que visitan un pueblo, ciudad, estado, cuyo factor determinante es la actividad taurina.

Esta mezquina insensata apatía de quienes han vivido, viven, conviven del mundo del toro en Venezuela, son el claro reflejo de los "cuida puesto, cuida intereses, cuida divisas" que se las dan de desentendidos y poco les importa respaldar la Fiesta Brava con tal de estar bien "con Dios y con el Diablo". Una verdad, duela a quien le duela.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores